Tinta China, un libro de Héctor Reyes

por Roberto Quesada

Consíguelo en: www.lulu.com

Ficha del libro

Título: Tinta China
Autor: Héctor Reyes
Publicado: 6 de enero de 2014
Género: Poesía
Edición: Primera
Editor: Héctor Reyes
Editorial: Lulu
Páginas: 77
Encuadernado: Libro en rústica con encuadernación americana
Tinta interior: Blanco y negro
Peso: 0.36 lb
Dimensiones en pulgadas: 6 de ancho x 9 de alto
ISBN: 9781304867414

Poemas breves, de vida, filosofía, esperanza, etc.
Sarcásticos, irónicos, profundos y humorísticos;
aforismos, frases cortas, reflexiones que se leen
de un suspiro y causan suspiros en cadena.
Un bosque de bonsáis.

A fuerza de Tinta China

No me gustan las sorpresas, pero existen. Y una de ellas es el descubrimiento de un nuevo escritor, poeta sin duda, Héctor Reyes, quien me tatuó con su Tinta China, y eso que tampoco me gustan los tatuajes.

Su libro Tinta China, divisado desde mi perspectiva, lo sepa él o no, sin duda que se desprende de los breves y fulminantes Haikú, esa “bonsaica” (si se me permite inventar palabras) poesía japonesa.
El lector se prende ante la Tinta China de Hector Reyes, y después no importa si es tinta verde, azul, blanca o roja, sino lo certero de sus dardos, ya sea cuando aborda la desilusión, por ejemplo:

No creo 
En la mala suerte
Ella insiste
En creer en mí

O en el amor, a veces confundiéndose con sutil humor:

Amor…
En tu piel aprendí el Braille.

Y lo que es una constante, la reflexión, la búsqueda en sí mismo que a la vez somos todos, toda esa especie humana, la que utiliza el cerebro aunque no lo vea, en el constante desafío no de preguntarse sino el difícil reto de encontrar a veces respuestas y asumirlas sin flagelarse por andar buscando lo que no debía. Tampoco escapa esa clase ya estigmatizada, sobre todo en nuestros países tercermundistas, la política, que no hacen política sino que ˜polisaquean” a nuestros pueblos y así los presenta Reyes:

No le hables con señas a un político
Porque creerá que ya lo descubrieron.

Y aunque no creo, ni me gustan las monarquías, no me queda sino quitarme el sombrero ante este libro Tinta China de este que no salió singular sino plural, Reyes, Héctor Reyes.

Roberto Quesada
Ozone Park, Nueva York,
26 de febrero de 2014

Conversa con nosotros